Era de Acuario La Era Dorada

La Era Dorada está destinada a sintetizar todos los regimenes religiosos y a liberar las mentes de la ignorancia y la desilusión.

Cada ser humano comenzará su recorrido individual a su interior, procurando convertirse en una nueva raza de humanos súper concientes despertándose como buscadores de la Verdad y de Espíritu eterno, saneando –en este proceso- a pueblos de numerosas lenguas y naciones.



Era de Acuario y la Kabbalah


El libro sagrado del Zohar dice:»Todos los tesoros celestiales y los enigmas ocultos que durante generaciones no han sido resueltos se descubrirán en la Era de Acuario”.


Existen símbolos que revelan conocimientos ocultos de eras olvidadas, conocimiento del cual habló el Zohar y sugirieron los Cabalistas. Tal conocimiento revela la esencia básica de la gente y de la naturaleza.

La naturaleza de este conocimiento es esencialmente geométrica y en los últimos años millones de personas alrededor del mundo han sido atraídas a éste.


La Cábala dice que el Creador y la Naturaleza son uno y poseen los mismos equivalentes numerológicos (en hebreo): HATEVA =86 y ELOHIM=86. Durante cientos de años, los humanos han existido en estado de caos, odio, temor, enfermedades y destrucción causados por la dualidad.



Símbolos de la Era de Acuario

Desde el tiempo en que el hombre comió del Árbol del Conocimiento, no ha podido ver la existencia del ÚNICO que está detrás de todas las cosas.


Algunos símbolos demuestran -a través de la geometría y las matemáticas- la existencia de un creador único que existe dentro de todas las cosas.

La Cábala habla del Árbol de la Vida, como la llave al universo entero y a todas las dimensiones de la creación. En estos símbolos, se puede ver la personificación del creador en todas las cosas.

El ciclo de la creación está también personificado en el Árbol de la Vida, y el resto de los diseños geométricos dispersos a través del mundo y que nos da el » ADN cósmico».



Los diseños de la Semilla de la Vida, la Flor De la Vida y la Fruta de la Vida han existido en el Judaísmo durante muchas generaciones y pueden ser encontrados en sinagogas antiguas y en antiguos libros de rezo; aunque durante los años su significado ha sido olvidado.