♥️Mensaje de Madre María


María comienza a mostrarme imágenes de procesiones en la tierra, donde llevan su imágen… y comienza a brindar el siguiente mensaje:


Mi conciencia no está ahí. Esto es lo que ustedes como humanos concibieron y crearon de mí. Este es el acto o ritual que ustedes establecieron en mi nombre. Esto es lo mismo que resulta de la proyección que su mente hace, de lo que hacen día a día, momento a momento.


Proyectan en el otro lo que ustedes conciben que es el otro dentro de sí mismos. Si ustedes miraran mi diseño puro, mi esencia pueril y salvaje, entonces verían lo que son. Por eso os digo que solo podrán verme aquellos que, ante sus propios ojos, ante su propia mirada, están vacíos de expectativa. Aquellos que solo permiten que mi esencia ingrese y transforme más allá de la forma que esta pueda tomar. La esencia se manifiesta simplemente, para esto no hay fechas ni se necesitan determinados ornamentos.


Muchos rituales religiosos en el planeta tierra son formas que ustedes mismos predisponen para mí. Yo estoy en todas partes. No hace falta ningún ritual, el único espacio sagrado que puedes darme en tu corazón es gracias a tu pura presencia en este aquí y ahora que habitas. En donde abres tu corazón para recibirte desde la pureza divina. Con esto no os quiero desestimar, puesto que, cuando hay formas en las que ustedes ofrendan su amor y agradecimiento a mi presencia en esta tierra, y eso nace desde la pureza de su corazón, la propia pureza de ustedes es la que ancla la verdad de mi esencia. Son ustedes los transportadores de María, la esencia madre de la creación del poder universal.



Entonces sepan que, si bien hubo una persona en el planeta capaz de conectar en tierra con esta energía, a partir de que ustedes renazcan a sus propios diseños, también las habrá más. Y ya no tendrán que adorarme a mí como la persona que fui. Entonces, serán el fruto de manifestación consciente que son, de la pureza infinita que habita en sus corazones, entonces ya no tendrán que adorar a nadie, serán ustedes los que se amarán a sí mismos, sin colocar esa devoción afuera. Hasta aquí han vivido y sobrevivido en base a las proyecciones que su mente hace.


Cuando dejen de proyectar en nosotros, se harán cargo de lo que son. Y entonces se unirán a la danza de la verdad santa que todos somos. Ya no seremos solo nosotros, la sagrada familia, quienes materialicemos esa originalidad del universo en tierra, en cambio, seremos miles, siendo fieles a nosotros mismos, teniendo lealtad a La Fuente, que somos nosotros mismos; entonces seremos leales a nuestra propia sabiduría.


Llegará un tiempo en donde ya no nos verán como figuras inalcanzables, pues ustedes encarnarán la esencia que portamos y hemos manifestado con nuestra presencia en Madre Tierra. ¿Realmente creen que esto es posible? Porque quiero decirles que si lo es y que ya está pasando.


Pero por tener tan arraigado el modelo del viejo humano no lo están pudiendo ver. Disciernan esto, ¿se sienten realmente merecedores de esto que os digo? Yo os digo que todos son merecedores del reino en el que vivo. Yo os digo que hemos bajado a la tierra a recordárselo, no hemos bajado para que adoren nuestras imágenes y las creen “inalcanzables para sus conciencias humanas”, no hemos bajado para que siglos después siguieran proyectando en nosotros su propia dulzura y pureza de corazón.


Hemos bajado a deciros que ustedes son esa esencia prístina de la creación, que ustedes son Marías, que ustedes son Josés, que ustedes son Cristos, que ahora se reconozcan como lo que son y dejen de concebirnos de la forma en que sus mentes humanas nos han concebido. No somos lo que ustedes han concebido de nosotros. Nosotros somos lo que somos. Y ustedes también lo son. Imagienen si nosotros desde este lado del velo los concibiésemos a ustedes como ustedes lo hacen con nosotros… entonces tendríamos estatuillas de cada uno de ustedes y nos apegaríamos a ellas cada día. Pondríamos un día para cada uno y entonces estableceríamos que ese día es para rezarle a uno y este otro día para rezarle a otro.


Crearíamos una norma que no corre dentro de la “norma” del universo. En este espacio que habitamos no hay días especiales, no hay figuras o humanos especiales, en cambio, hay diseños únicos existiendo a cada instante en la banda vibratoria que lo hacen. Siempre es un momento único para habitar y dejarnos habitar. No hay fechas especiales. Todo esto se limpiará con los años en el planeta puesto que habrá muchos seres humanos que ya no resonarán con esta vieja forma de concebir nuestras presencias en tierra. No nos hacemos presente porque hay algo de nosotros que lo advoca, nos hacemos presentes cuando cada uno se avienta a vivir el instante santo de la presencia Yo Soy.


Vívanse día a día y ahí serán la esencia que nosotros como sagrada familia ya hemos manifestado como semilla para el mundo. Confíen que esa semilla hoy ya ha florecido en una pequeña e inmensa humanidad que ya la porta. Entonces hoy, yo María, mi amado José y mi adorado Jesús, estamos en hermandad juntos a quienes ya se permiten ser la esencia pura, somos tribu, somos hermanos, hermanas…

¿adorarías más a un hermano que a otro?

¿Se crearía de nuevo la separación desde sus mentes que fragmentan?


La creación no ama más a un hijo que a otro. Cada uno es único. No existe lo que ustedes en tierra llaman amar más a alguien que a un otro, eso es una creación desde la ilusión que suelen estar acostumbrados a crear. El amor es uno solo, es una esencia que se siente o no se siente. Tampoco existe lo que ustedes en tierra llaman “mi mejor amigo”, la amistad es una esencia de fraternidad que se vive o no se vive, no tiene rangos, no hay jerarquías de mejores o peores, se tiene o no se tiene.


Hay un cambio de paradigma muy grande. Ingresa a la tierra una capa del cuerpo azul del universo y esto produce más oxigenación en su sangre para el rescate de su propia esencia, para que caigan los velos y programaciones que ustedes mismos hilaron y de los cuales ustedes mismos se esclavizaron, y ahora es tiempo de destejer.


Serán libres de ustedes mismos y sus falsas creaciones que nacen desde la programación de la cual vienen. Serán libres cuando empiecen a creer en ustedes mismos, no en lo que les han dicho que debían hacer para ganarse el reino.


Ustedes son el reino, en cada uno brota el edén, la magia y la belleza, cada uno es un universo en sí mismo. Siéntanse merecedores de esto que os digo. Serán libres cuando reconozcan para lo que fueron creados.


No fueron creados para vivir en el drama y el dolor. No fueron creados para sufrir y destruir. Fueron creados para expandir la constante dicha de ser, solo ser. Hubo una parte dentro del tejido en donde se perdieron.

Ahora es tiempo de encontrarse. La esencia es simple. La esencia ES.

Ahora solo tenéis que cruzar desde la línea de tiempo en donde crees que todo esto no es posible, hacia la banda que realmente sabe que sí lo es.



La paz es con todos nosotros.

Madre María

Canalizado por: Aripka Maia