Película Dioses de Egipto


Película para mayores de 13 años.

Espectaculares efectos especiales para escenificar los poderes de unos dioses con características y defectos humanos, para enseñar que el Amor, es el único poder que prevalece y que da la fuerza para superar todas las pruebas. Por ello, no puede haber coronación como rey, símbolo de iniciación espiritual, si no se tiene desarrollado y manifestado el Amor.


RA: es el Sol por lo que puede representar a la Presencia Yo Soy. Pero también puede analizarse como el Maestro Ascendido que en su lucha contra la oscuridad guía al discípulo espiritual en el momento clave para que escoja lo correcto.


HORUS: representa al estudiante espiritual, el príncipe que ha de recuperar su Reino. Es un iniciado.

HATHOR: diosa del Amor, simboliza al Cristo Interno de Horus. Se sacrifica para salvarlo.

ISIS Y OSIRIS: Son la ascendencia del estudiante espiritual, su conciencia anterior.


BEK: representa al instructor espiritual. Al tiempo que muestra a Horus su camino y le asiste, él mismo vive una historia de iniciación paralela.

ZAYA: simboliza el Cristo Interno de Bek. Es esclava hasta que éste la libera, símbolo del proceso que el estudiante debe realizar para liberar su poder Crístico. Nunca pierde la Fe. Ella inspira a Bek al convencerle de que confíe en Horus.


SET: simboliza el mal, la fuerza siniestra. Su poder no es propio sino prestado o robado de otros. Por eso no puede reproducirse, que significa que tiene un final, y por lo tanto, solo el bien perdurará.

URSHU: representa a la personalidad, que es garra de la fuerza siniestra. 


THOTH: representa el intelecto o la mente concreta. Sabe mucho, como custodio del conocimiento escrito, pero no es sabio porque es engreído y orgulloso. Y como los pensamientos, puede duplicarse infinidad de veces.


ANUBIS: contiene varios simbolismos. Es un representante de la Junta Kármica al pesar en la Balanza de Justicia el corazón (o sea, la conciencia), del que trasciende la vida terrestre. Por ello también recuerda al Ángel Registrador, que es Quien lee el Libro de la Vida del alma que llega a la Junta Kármica. Por otra parte, puede también representar al Guardián del Umbral.


EPISODIOS DESTACADOS

– En general, la película narra dos caminos de iniciación para-lelos y conectados: Horus (y su Cristo Hathor) como discípulo, y Bek (y su Cristo Zaya) como instructor espiritual. Este camino de iniciación está representado en la lucha del Bien contra el mal que usurpa el poder. 

– Cuando Horus va a ser coronado, Osiris le indica que su camino empezaba, es decir, comienza una etapa de iniciación espiritual en la cual el mal surge con fuerza para obligarle a desarrollar las verdaderas cualidades de un rey.


– Quedarse ciego representa la ignorancia de Horus sobre lo que de verdad debe lograr, que es el Amor Divino, el Sacrifico, la Bondad, la Misericordia.

– Hathor intercede para que Set no mate a Horus: la acción del Cristo Interno permite al iniciado el Sendero a recorrer.


– Al recuperar el ojo, Bek también se inicia para rescatar a su Cristo Interno. Al mismo tiempo, al asistir a Horus, actúa como su instructor espiritual.

– Horus solo tiene un ojo porque aún no está preparado para entender lo que debe hacer guiado por la Voluntad Divina, ya que aún le motiva la venganza. Sin embargo, el motivo de Bek es verdadero, el Amor.  Por eso Horus sigue limitado, aunque no impedido.


– Encuentro entre Horus y Ra: éste le recuerda que la vida es un viaje y le delata su pereza para que aproveche la oportunidad de ser quien es y así descubrir que posee mayores poderes.

– Sacrifico de Hathor: da sentido a su naturaleza como Diosa del Amor («si no lo hago, no valgo nada»), enseñando a Horus el Amor Divino, que le inspira a hacer lo mismo por Bek, logrando así ser el verdadero héroe, lo cual le lleva a recuperar su Poder Divino.


– Cuando ante la oferta de Ra, Horus pide lo que él no puede dar, logra realizar el lema del servidor del mundo: «dame para dar», señal del iniciado.

– El verdadero paso al más allá son los «Tesoros en el Cielo», es decir: la Bondad, la Generosidad, el Entusiasmo (pasión). 



ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

– Para alcanzar nuestro verdadero Poder Divino debemos olvidar nuestros propios intereses y buscar el bien de todos.

– El mal no tiene poder propio: es usurpado y temporal y además no puede reproducirse.

– El sacrificio es la llave de la liberación de todo mal.

– La venganza nos ciega siempre, incluso cuando parece justificada.

– La Vida es un viaje de oportunidad para ser quienes realmente somos.

– El «Cielo» se «gana» no con oro, sino con Bondad, Generosidad y Amor, nuestros «Tesoros en los Cielos».

– Lo que hoy hacemos afecta a nuestro futuro.

– La escogencia correcta durante las pruebas nos hace avanzar.

– En el Sendero es necesario perseverar y elegir siempre lo mejor.


Volver a Ver Películas Recomendadas