To-DO lo que sea para ti, te encontrará

Mientras tanto respira, sonríe, agradece y guarda silencio.

Camina tranquilo, disfrutando del paisaje y del camino sin hacer del sendero un medio para un fin.

Zambúllete en el viaje hacia este instante eterno aquí y ahora, y retírate dentro de ti mismo, sobre todo, cuando necesites compañía. Suelta. Sólo suelta… No persigas a nada ni a nadie, porque al perseguirlo lo ahuyentas, lo alejas.

Deja que el universo ordene las energías y tú, relájate… disfruta del concierto de imágenes, de la orquesta de sabores, y de la sublime sinfonía de aromas y sonidos.


Todo lo que esté destinado a NO suceder, no sucederá, por más esfuerzos que se hagan. Todo lo que esté destinado a suceder, sucederá, por más esfuerzos que se hagan para impedirlo.


Ésta es la única y santa verdad. Todo lo que sea para ti, te encontrará. Pues aunque aún no lo creas y todavía no lo sientas: TODO EN ESTE SUEÑO YA ESTÁ ESCRITO.


Mientras tanto respira, sonríe, agradece, guarda silencio… y deja que la existencia, simplemente, haga su trabajo. Tan sólo deja que el cosmos orqueste su plan divino.»


LA NEUROCIENCIA
La neurociencia explica el poder de la Gratitud, en nuestro cuerpo.
Cuando generamos sentimientos de gratitud en nuestros pensamientos, activamos el sistema de recompensa del cerebro, localizada en un área llamada : Nucleo Accubens.
Este sistema, es responsable por las sensaciones de bienestar y placer, en nuestro cuerpo.
Cuando el cerebro identifica que algo bueno sucede, que existen cosas en nuestra vida, que merecen reconocimiento y somos agradecidos por eso, ocurre liberación de “Dopamina”; un importante neurotransmisor, que aumenta la sensación de placer.


Por eso, las personas que manifiestan gratitud, viven en niveles elevados de emociones positivas, satisfacción con la vida, vitalidad y optimismo.


La gratitud debe ser construida, por nuestro pensamiento.
Genere el reconocimiento interno, pensando en sus logros.
Por la vía neural, la gratitud estimula las vías cerebrales, para la liberación de otra hormona llamada Oxitocina.


“La Oxitocina“, estimula el afecto, trae tranquilidad, reduce la ansiedad, el miedo y la fobia.
Ejercitar el sentimiento de la gratitud, disuelve el miedo, la angustia y los sentimientos de rabia.
Ayuda a controlar los estados mentales tóxicos e innecesarios.


Es de suma importancia tener presente que, nuestro cerebro, no es capaz de sentir, al mismo tiempo,

gratitud y angustia. Tú eres, quien escoges qué sentir.
Ocupa tu estado interno, y ejercítate diariamente, con la gratitud.
Inicia tus días con una actitud positiva.
Seamos agradecidos
Por las mañanas, experimenta pensar en los diversos motivos que tienes, para sentir gratitud y termina tu día reflexionando, sobre las acciones o pensamientos que te darán placer.

La gratitud y el amor, son formas de reconocimiento.
Cultivemos la gratitud en el corazón, y vivamos más y mucho mejor.
Amor, Vida, Luz y Paz para tu alma ..

Autor: Gandhi.

Abrazos